El aeropuerto y Educación avanzan para implantar ciclos de FP vinculados al sector aeronáutico


nov 5, 2020

 

El director general de Formación Profesional, Manuel Gomicia, y la directora general de Aerocas, Blanca Marín, se han reunido en el aeropuerto de Castelló para avanzar en las gestiones encaminadas a la implantación de ciclos formativos conectados con las actividades industriales que se desarrollan en las instalaciones del aeródromo castellonense.

El director general de Formación Profesional, Manuel Gomicia, destaca que el encuentro con la nueva directora general de Aerocas ha servido para   “profundizar más en el proyecto de implantar la FP en el mantenimiento de aviones en el aeropuerto de Castelló, una propuesta que el conseller Vicent Marzà considera que servirá para dar impulso al tejido productivo de las comarcas del norte en un sector estratégico como es el aeronáutico”.

La directora general de Aerocas, Blanca Marín, ha manifestado “la plena colaboración del aeropuerto, así como de las empresas que trabajan con nosotros” para la implantación de estos estudios, “que supondrían una gran oportunidad de cualificación y de empleo para las personas jóvenes del territorio”.

Marín y Gomicia han visitado las instalaciones de las empresas dedicadas al estacionamiento, mantenimiento y desmantelamiento de aviones, además de supervisar diferentes enclaves del aeropuerto donde se podrían habilitar espacios formativos.

Marín también ha señalado que el desarrollo que está teniendo la vertiente industrial del aeropuerto “conlleva que sea conveniente formar mano de obra cualificada para las compañías que ya operan y otras que se puedan incorporar en el futuro”. En este sentido, la responsable de Aerocas ha explicado que ya se ha incorporado a una de estas empresas el primer alumno en prácticas de la rama de técnico de Mantenimiento Aeronáutico.

Gomicia, por su parte, ha detallado que el proyecto de implantar ciclos superiores de FP de mantenimiento de aviones conectados con el aeropuerto de Castelló se encuentra en una fase de estudio inicial en la que se están valorando los espacios y recursos que hay que utilizar, no solo en el aeródromo sino también en los centros educativos con capacidad por acoger estas enseñanzas.