El aeropuerto realiza un simulacro para evaluar su capacidad de respuesta y coordinación de medios


dic 11, 2019


El aeropuerto de Castellón ha realizado este miércoles un simulacro general de accidente aéreo, con el objetivo de evaluar los procedimientos establecidos en su Plan de Autoprotección, así como de comprobar la capacidad de respuesta y coordinación de los diferentes colectivos, internos y externos, implicados en una emergencia de estas características.

El director general de Aerocas, Joan Serafí Bernat, ha explicado que la organización del simulacro general de accidente aéreo "está recogido en el Plan de Emergencias del propio aeropuerto, que fija que debe realizarse cada dos años". 

Además- ha añadido Bernat-, "de forma periódica se llevan a cabo simulacros de emergencia aeronáutica parciales y sobre plano, con la finalidad de poner a prueba los procedimientos de actuación y coordinación".

En esta ocasión, la recreación ha girado en torno al caso de un avión, con 150 pasajeros y seis miembros de tripulación a bordo, que se accidenta durante la maniobra de aterrizaje, saliéndose de la pista y causando muertos y heridos de diversa consideración. 

Los primeros en acudir a la zona del siniestro son los bomberos del Servicio de Extinción de Incendios del aeropuerto, que proceden a asegurar la zona y a rescatar a los ocupantes del avión accidentado.  

De forma paralela, se acota una zona de socorro, donde se realiza la clasificación de los heridos según su gravedad. Así mismo, se coordina la llegada de los medios sanitarios que tratarán a los heridos más graves y realizarán los traslados a los diferentes hospitales.

Dada la naturaleza del suceso, se activa el Plan Territorial de Emergencias de la Generalitat, por lo que la directora del aeropuerto cede el mando del operativo al responsable de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta ante Emergencias.

En cuanto a la atención a las víctimas, se ha simulado la existencia de heridos de diferente consideración para que todos los colectivos implicados puedan ensayar sus protocolos de actuación y coordinación. En este caso, no se ha ensayado el procedimiento a seguir con fallecidos, que será objeto de otro simulacro parcial específico.

En la operación han participado un centenar de personas de diferentes colectivos, adscritos al propio aeropuerto y externos. El director de Aerocas ha destacado la importancia de que haya "una completa sincronización de las administraciones y entidades implicadas, a fin de reducir los tiempos de reacción y de respuesta, así como de minimizar las consecuencias derivadas de una emergencia aérea".

Respecto a los medios externos, han intervenido la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, el Servicio de Emergencias Sanitarias de la Generalitat Valenciana, el Consorcio Provincial de Bomberos, Subdelegación del Gobierno, Guardia Civil y Policía Nacional. Además, se ha contado con la colaboración de la empresa eCube Solutions, que ha cedido una aeronave para la realización del simulacro.

Tras el ejercicio, se ha celebrado una reunión de todos los colectivos con el objetivo de analizar la secuencia de actuaciones y fijar medidas de mejora. 

Con el realizado hoy, el aeropuerto de Castellón cumple con el calendario de simulacros previsto para este año, de acuerdo con la normativa de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) en materia de planificación de emergencias de aeropuertos.