El aeropuerto prepara la apertura de una nueva escuela de pilotos a partir de este verano


jul 10, 2019


El aeropuerto de Castellón avanza en los preparativos para acoger a partir de este verano a la escuela de pilotos británica Skyborne Airline Academy.

 

El inicio de las clases está programado a partir del 26 de agosto. Un primer grupo de alumnos comenzará el curso en esa fecha y progresivamente se irán incorporando más cadetes al programa de entrenamientos para la obtención de la licencia europea de piloto de transporte de línea aérea.

 

Skyborne tiene previsto basar a partir de agosto cuatro aeronaves modelo Diamond DA40 e irá aumentando gradualmente la flota hasta alcanzar los 11 aviones en el plazo de tres años. En ese periodo de tiempo, la empresa contempla incorporar a un total de 20 trabajadores a su plantilla en Castellón, entre instructores y personal de operaciones. 

 

El director general de Aerocas, Joan Serafí Bernat, y la directora del aeropuerto, Ivana Guinot, han manifestado su satisfacción con la próxima apertura de una academia de vuelo, que será la segunda que opera en la instalación castellonense. 

 

Según han señalado, el nuevo centro de formación supondrá un impacto económico positivo para el territorio y generará puestos de trabajo "altamente cualificados vinculados a la actividad aeroportuaria". Ambos han coincidido en la importancia de abrir líneas de negocio complementarias al tráfico comercial, tal como marca el Plan Estratégico del aeropuerto, que apuesta por la diversificación de la actividad.

 

Por su parte, el�director general delegado de Skyborne, Ian Cooper, ha explicado que su compañía ha lanzado un programa de instructor de vuelo patrocinado con el objetivo de captar instructores para la base de Castellón. 

 

Durante seis semanas, los participantes completarán 35 horas de vuelo y 130 horas de entrenamiento teórico. Aquellos que completen el programa con éxito seguirán trabajando como instructores de vuelo de motor único con Skyborne en el aeropuerto de Castellón. 

 

Según el director general delegado de la empresa, "el entorno de entrenamiento en el aeropuerto de Castellón es excelente y esperamos que nuestros cadetes e instructores de vuelo prosperen a medida que construimos nuestra base Skyborne en España".